Written by editor-smb

Diferencias entre alquilar y arrendar un equipo para tu empresa

El alquiler y el arrendamiento son similares en algunos aspectos, pero muy diferentes en otros. Aunque ambas opciones te ayudan a dividir el costo del equipo en cantidades manejables, difieren en su estructura.

¿Cuáles son las ventajas de alquilar un equipo para tu empresa?

Económico:  Si solo necesitas el equipo por un período corto, alquilar puede ser la opción más rentable.

Menor riesgo: Con el alquiler, evitas el riesgo de invertir en equipos que podrían no ser adecuados para tus necesidades comerciales.

Evita los costos de mantenimiento: Puede ser que el equipo de alquiler incluya un mantenimiento completo. De esta forma, no serás responsable de probar, reparar o dar servicio al equipo cuando llegue el momento.

Desventajas de alquilar:

Mayores costos: Los alquileres a largo plazo pueden ser más costosos que otros métodos para obtener equipos. Si necesitas un equipo durante un período prolongado, es posible que alquilarlo no sea la opción adecuada para tu negocio.

 Sin derecho a propiedad: Con el alquiler, no hay oportunidad de poseer el equipo en ningún momento. No tienes la oportunidad de extraer el máximo valor del equipo.

¿Cuáles son las ventajas de arrendar un equipo para tu empresa?

Fortalezca tu flujo de caja: El arrendamiento te ayuda a preservar el flujo de efectivo, para que puedas usar tu efectivo en otras áreas de tu negocio. Esto también te permite mantener abierta una línea de crédito para fortalecer tu flujo de efectivo durante el plazo del arrendamiento.

Beneficios fiscales: El arrendamiento permite gastar los costos del equipo, lo que significa que tus pagos mensuales de arrendamiento se pueden deducir como gastos comerciales.

Oportunidad de propiedad: Tienes la opción de asegurar la propiedad del equipo al final del plazo del arrendamiento con programas de financiamiento de arrendamiento con opción a compra. Esto te permitirá aprovechar al máximo la vida útil del equipo durante más de unos meses.

Otras ventajas a considerar: 

El equipo queda asegurado por el periodo de vigencia del contrato.

Esta deuda no se refleja en el sistema financiero.

No distraes tu capital de trabajo.

 

Ahora que comprendes mejor la diferencia entre alquilar y arrendar, puedes sentirte más seguro al obtener tu próximo equipo. ¿Aún no estás seguro de si alquilar o arrendar es la opción adecuada para tu negocio? En SMB te ayudamos a tomar la mejor decisión ofreciéndote nuestro producto de financiación: Leasing. Conoce tus opciones, conversa con uno de nuestros ejecutivos aqui https://bit.ly/3olEtSt

Agregar un comentario

Your email address will not be published. Required fields are marked *